Que decir del Casino Miramar en Argentina, este lugar se ha convertido en referente para los amantes de los juegos de azar, los cuales viven intensamente la manera tradicional de asistir a un establecimiento.

Haciendo honor a la tradición de los casinos, pues sus instalaciones, son realmente muy confortables. Como dato importante se destaca su dirección: Club General Alvarado. En la calle 21, Numero 1335. Entre 26 y 28, de la ciudad de Miramar 7607, en Argentina.

Para el deleite de los visitantes, los fines de semana en este lugar comienzan los jueves. Lo cual brinda, durante 4 días (jueves, viernes, sábados y domingos), el disfrute de una gran variedad de servicios y atracciones.

Casino Miramar en Argentina

Agradando a todos los visitantes, el casino ofrece una inmensa sala de juegos. La cual, brinda entretenimiento, shows y variedades a los presentes.

Cabe resaltar que, en el Casino Miramar hay gran cantidad de juegos de azar para seleccionar. Los visitantes pueden escoger entre más de 100 slots, tragamonedas o tragaperras.

El lugar cuenta con una capacidad de 16 mesas de juego. El blackjack dice presente y las ruletas no pueden faltar, existen más de 12 de ellas; entre otras opciones de juegos.

En las salas se cuenta con pantallas gigantes, para disfrutar del entretenimiento del lugar en su mejor esplendor. La ubicación de estas, permite a los presentes disfrutar de los shows desde cualquier lugar del casino.

Este Casino Miramar, ha sido compartido entre los juegos de azar de sus salas, y las exhibiciones de arte que colocan. Por cuanto, la mezcla ha resultado muy interesante.

Como un servicio adicional, durante el año se realizan reuniones de Té, para recaudar dinero a beneficio de diferentes instituciones.

Antes de asistir, consulte los diversos horarios de atención al público que este prestigioso lugar le ofrece. Los fines de semana podrás disfrutar de shows y espectáculos en sus salas.

Considere visitarlo para cenar e incluso tomar algunos tragos. Este casino es una gran opción para el confort y el relax que una persona se merece.