Para esta ocasión vamos a revisar una importante sala de juegos,  el Bingo GoldenJack Quilmes en Argentina.

Para empezar, esta sala de Bingo se encuentra fiscalizada por el Instituto de Loterías y Casinos en Buenos Aires; lo que es garantía de juego legal y seguro, en consecuencia esta apegada al programa de juego responsable.

En líneas generales, el Bingo GoldenJack Quilmes destaca por el servicio al usuario y la continua renovación de sus slots; con esto busca hacer la experiencia lo más gratificante posible.

El lugar está diseñado para satisfacer las demandas del público local; está abierto las 24 horas del día y solo se puede jugar en pesos argentinos.

Como dato adicional, el casino cuenta con una página web y sitio en facebook; desde allí se puede conocer las noticias y eventos que el Bingo ofrece a los usuarios.

¿Qué ofrece Bingo GoldenJack Quilmes en Argentina?

En primer lugar, una amplia y variada sala de slots de distintos fabricantes (IGT, Ainsworth, etc.); con tragamonedas de última generación con diseños inspirados en casino de las Vegas, clásicos, modernos y en 3D.

Algunos de los tragamonedas que se pueden jugar son: Dragon Spin, Sphinx 3D, 88 Fortune, King Ramses, entre otros; y por supuesto no podía faltar uno de los slots más famosos en todos los tiempos Cleopatra.

Para mayor interés, cada juego tiene pozos progresivos acumulados esto incrementa con cada apuesta; la información sobre el estatus del pozo se publica en el sitio web del casino.

Es importante destacar que estos Bingos y los Casinos físicos no incluyen en su oferta apuestas deportivas.

Además de slots, también tiene sala de bingo con pozos acumulados y premios especiales  en horarios específicos; los premios van desde 20 mil hasta 50 mil pesos, también hay sorteos para viajes y mucho más.

No podía faltar una oferta gastronómica, la cual es publicada en los sitios oficiales (web, facebook, etc.); esta es renovada con frecuencia y a precios accesibles.

En fin, Bingo GoldenJack Quilmes en Argentina ofrece un ambiente para disfrutar tanto si te gusta el juego; o si lo que prefieres es pasar el rato.